Un blog para la casa del amante de los viajes

Estas vacaciones de verano en familia me hicieron reflexionar sobre el rumbo que quiero darle al blog. Y no es que sea un cambio de rumbo sino más bien catalogarlo de alguna manera para que aquellas personas que lleguen al blog sepan de que se trata. Por eso el texto de: A well-traveled home blog (un blog para la casa del viajero empedernido)

Además, saber que de una u otra manera el blog te sirve de inspiración me alegra mucho. Sobre todo, si eres un amante de los viajes que termina trayendo souvenirs y artesanías para decorar e incluso crear hermosas colecciones en casa.

Nuestra casa tiene artesanías de diferentes países que mi esposo Tonny ha visitado. Pero como a él le gusta los retos, no se traía las típicas artesanías de estos países. Sino más bien piezas grandes y pesadas, que necesitaban de un pago extra a veces para poder traerlos a casa. Así veras esculturas en bronce de India o Tailandia o instrumentos musicales de África, además de una frazada gigante de alpaca de mi amado Perú. También cuadros de Rusia o Brasil que dio de regalo a su familia.

Al empezar a vivir juntos yo hice mi aporte peruano con textiles y cerámicos de las diferentes regiones de mi país. ¡Y si pudiera traería muchas más!

A well-traveled home blog 01

Mate burilado de Cochas Grande en Huancayo (repisa superior) Textil bordado a mano por la comunidad Shipibo-Conibo y torito de Pucará de Puno (repisa inferior)

A well-traveled home blog 02

Frazadas cusqueñas transformadas en cojines.

A well-traveled home blog 03

Esculltura en bronce de los dioses Ganashi y Lakshmi. Al Dios Ganashi se le considera el dios de la sabiduría, de los caminos y de las letras. Mientras que Lakshmi es la diosa de la buena fortuna, la abundancia, del amor y la belleza, de la flor de loto y la fertilidad, además de ser muy adorada en la India.

A well-traveled home blog 04

No estoy segura de la procedencia de este cerámico. Abajo el libro de cocina Perú.

Nosotros hace mucho que no viajamos fuera de Dinamarca, la última vez fue en el 2017 a Dubái y Estocolmo, mientras estaba embarazada de Thiago. Freja tenía año y medio-2 años y hacer un tour sin que se aburriera se hacía difícil. Solo imagínate a mí con 8 meses de embarazo corriendo tras Tonny y él tras Freja por alguna calle en Estocolmo.

Esperamos pronto poder viajar de nuevo como tanto nos gusta, pero esta vez los 4. Por lo pronto ya tenemos 2 billetes de avión para el mes de septiembre. Te contaré más pronto.

Un abrazo,

Fiorella

Únete a La casa de Freja

Recibe los posts del blog directo a tu email. ​

Share the love:
error

No Comments

Leave a Comment